Lo que debes saber del ISBN

Eres escritor/a y tal vez te preguntas si necesitas comprar un ISBN para publicar. La respuesta directa es que no lo necesitas, no es obligatorio tener ISBN para publicar, pero en la mayoría de los casos deberías tenerlo.

Cada edición distinta de un libro impreso necesita un ISBN propio

El mismo libro en tapa dura, tapa blanda, con anotaciones, con prólogo y sin prólogo, con ilustraciones, a todo color, hoja color marfil o blanco perla… Cada una de esas diferencias da vida a una edición distinta.

Dos libros exactamente iguales, pero con un prólogo distinto, son dos ediciones distintas.

Las editoriales son las encargadas de gestionar el ISBN para la edición de tu libro. Ese ISBN está asociado a la edición específica de la editorial. Tú como autor/a no tienes que gestionar, solicitar ni pagar el ISBN de tu libro. Que no lo descuenten de tus royalties.

Puedes publicar un libro sin ISBN, pero luego te será muy difícil venderlo en la mayoría de las librerías. Si vas a publicar de manera independiente y quieres distribuir tu libro en librerías, considera comprar por tu cuenta el ISBN.

¿Y qué ocurre con el ISBN para eBook?

Un mismo eBook, sin importar en qué tienda se distribuya ni el formato del archivo (ePub, mobi, pdf y otros), debe tener el mismo ISBN. Porque es una misma edición.

Si creas una edición distinta (otra portada, agregas o quitas contenido), o si produces una edición multimedia (una aplicación para tablet), cada una de ellas necesitará un ISBN diferente.

No es obligatorio tener ISBN para publicar un eBook. Tenerlo sí abre las puertas para distribuir en varias tiendas online, como Kindle, Kobo, iTunes, Sony y muchas más. Y también permite listar el libro en algunas bibliotecas virtuales.

En cada país hay un administrador de ISBN local. Google te ayudará a encontrarlo.

12 verdades que todo escritor debe conocer antes de publicar

(Actualizado el 7 de marzo de 2015)
  1. Todas las historias se inspiran en otras historias, no existe la originalidad absoluta. Pero hay una importante diferencia entre inspiración y plagio.
     
  2. Todo lo que escribes es tuyo, es tu propiedad intelectual. Tienes derechos inalienables sobre tu obra.
     
  3. Si quieres que te publiquen en una editorial, tienes que ceder a ésta una parte de los derechos sobre una obra particular. La cesión de derechos se realiza mediante un contrato.

    3.1  El contrato se debe inscribir en el registro de propiedad intelectual; si tu libro aún no está inscrito, se debe inscribir en conjunto con el contrato, usando los formularios correspondientes. Esta tarea la realiza la editorial.
     

  4. La editorial no es dueña de los derechos absolutos sobre tu obra. Ella los administra dentro de los territorios, periodos, formatos y plataformas que se definen en el contrato, de acuerdo a las leyes vigentes.
     
  5. El negocio de las editoriales formales y serias es publicar libros que se vendan, libros que la gente compre y disfrute. Los editores/as de esas editoriales buscan autores/as que les permitan cumplir con esos objetivos.
     
  6. El primer borrador de una novela no es una novela, es apenas un borrador. Debes considerarlo como tal y corregir, reescribir y borrar todo lo que sea necesario para alcanzar un manuscrito de calidad.
     
  7. Las editoriales reciben cientos de manuscritos cada mes y no tienen tiempo para leerlos todos. Los editores buscan excusas para dejar de leer y tu misión es evitar que las encuentren.

    7.1- La mayoría de las editoriales optan por rechazar o simplemente botar a la basura los manuscritos no solicitados. Antes de enviar tu manuscrito, revisa las noticias del sitio Web, busca un link para autores o recepción de originales; o pregunta por teléfono si reciben manuscritos y en qué formato.
     

  8. Cuando envías tu manuscrito a una editorial, un editor/a lo lee y si le gusta lo que leyó, si considera que tiene potencial comercial y literario, entonces te ofrecerá un contrato.
     
  9. No existen los libros perfectos, todos pasan por un proceso de edición y corrección de estilo en la editorial antes de ir a imprenta o eBook. Tu libro no será la excepción.
     
  10. Tu trabajo como autor/a no termina al firmar el contrato. Deberás trabajar codo a codo con un editor/a para obtener el mejor producto posible.
     
  11. La editorial paga al autor el 10% del pvp (precio de venta a público) sin incluir el IVA. Si el libro se vende a $10.000 + IVA, el autor/a recibirá $1.000 por cada libro vendido. Pagar menos del 10% es inmoral y en algunos países es ilegal.
     
  12. No todas las editoriales pagan al autor/a un adelanto por las ventas estimadas de un libro. Y cuando sí pueden hacerlo, pagan un porcentaje del monto aproximado de libros que se espera vender. El autor no está obligado a devolver este adelanto si es que fracasa en librerías.